Tiempo de lectura: 11 minutos.

Extracto de libro de Leandro Zanoni “El imperio digital. Nuevo paradigma de la comunicación 2.0”. Segunda parte.

Quién es quién en la Web 2.0

Más allá de cualquier posible definición, la mejor forma de entender de qué se trata la Web 2.0 consiste en apelar a algunos de los sitios más representativos. Como vimos, la Web 2.0 es muy amplia y cada día surgen en el mundo nuevos proyectos que aportan más y mejores servicios y soluciones que hasta el momento no existían. En poco tiempo, estos emprendimientos logran una gran popularidad y millones de nuevos usuarios. Veamos algunos de los exponentes más conocidos:

YouTube

El sitio de videos YouTube es la estrella principal de la Web actual. Su funcionamiento es simple: permite subir, ver y compartir gratis videos de hasta diez minutos de duración. El servicio fue fundado a finales de 2005 casi de casualidad en un garage de California por los norteamericanos Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim (que después se alejaría) cuando tenían menos de treinta años. 

Ellos querían mostrarles a otros amigos el vídeo de una fiesta, pero el archivo era demasiado pesado para enviarlo por correo electrónico. Desarrollaron entonces, un sitio Web que comprimía los videos y lo abrieron para uso de cualquier usuario.

En pocos meses, proliferaron allí, videos personales, trailers de películas, clips musicales, programas de TV, reportajes a escritores, publicidades de todo el mundo, bloopers, goles de fútbol, grandes archivos del siglo XX y cualquier fragmento con imágenes y sonidos digitalizado. Se puede ver allí desde un reportaje a John Lennon hasta fragmentos del show de Marcelo Tinelli.

Pero además, YouTube permite a cualquier usuario colocar los vídeos en su blog o sitios Web con sólo copiar y pegar un código. Esto permitió la descentralización del servicio, clave en el éxito de YouTube como herramienta y marca. Sin un peso invertido en publicidad, los vídeos con el logo de YouTube aparecieron en pocos meses en cientos de miles de sitios Web de cualquier tipo.

El fenómeno que produjo YouTube pocos meses después de su nacimiento fue tal que sus cifras son escalofriantes: ya hay millones de vídeos almacenados y, actualmente, cada día, se suben unas diez horas de video. Hay sitios de fanáticos (como www.youtubefan.com) y muchos otros que se dedican a seleccionar, por ejemplo, los videos más curiosos o los más vistos del día. Los grandes medios aplaudieron su existencia.

En 2006 la revista Time lo calificó como “el invento del siglo” y el diario inglés The Guardian lo responsabilizó —junto con Amazon.com, Wikipedia y eBay, entre otros—, de “haber cambiado al mundo”. Los noticieros de la TV de todo el mundo emiten todos los días imágenes tomadas de YouTube. Menos de un año después de su aparición, la empresa fue adquirida por Google en 1.650 millones de dólares.

Cientos de usuarios producen sus propios contenidos y los suben para compartirlos con el resto de la comunidad. De esta manera, surgieron nuevas celebridades sin necesidad de tener presencia en los grandes medios de comunicación.

Desde cantantes, actores y humoristas, cualquiera que tenga algo para decir o mostrar, encuentra su lugar —y una enorme audiencia disponible— en YouTube.1 Véase YouTube Video Awards en http://youtube.com/ytawards07.

La clave principal de su éxito es que hizo muy fácil publicar y compartir videos. A diferencia de tecnologías anteriores, para ver videos en YouTube sólo es necesario el programa Flash Player, que ya está instalado en la gran mayoría de las PC´s del mundo”, explica Guillermo Bertossi, especialista en video Web, actual encargado de proyectos en Fox América Latina.

“YouTube nos da un panorama del futuro de los medios: acceso a contenidos de las más diversas fuentes, en el momento que el televidente disponga, y con facilidades para compartirlo con quien quiera. Al igual que con el fenómeno de los blogs, estamos hablando de un cambio en el consumidor, que abandona una posición donde recibe contenidos producidos por un pequeño grupo para pasar a generar, filtrar y distribuir contenido, en un rol más activo”, agrega Bertossi.

Flickr

Se trata de un sitio Web para subir y compartir fotos personales con el resto de la comunidad de usuarios. Fue desarrollado en 2002 por Stewart Butterfield y Caterina Fake de Ludicorp (una compañía canadiense) e inaugurado a principios de 2004. Apenas un año después fue adquirido por Yahoo! (que reemplazó su servicio de fotos).

En los últimos años, el crecimiento en las ventas de cámaras digitales y celulares multimedia fue exponencial. Las cifras son contundentes: en 2007, Nokia sólo vendió 200 millones de dispositivos con cámaras y según Lyra Research en 2010 habrá más de 1.500 millones de esta clase de móviles.

Por tales razones, Flickr ya posee más de 300 millones de fotos en todo el mundo y el sitio está disponible en varios idiomas. Además, permite crear álbumes, hacer comentarios en cada foto y escribir “notas” por encima de las imágenes, subirlas vía e-mail o directo desde el celular y ubicarlas en un mapa, entre otras funciones. Una de las claves del éxito del servicio es que permite añadirle a cada foto palabras a modo de etiquetas (tags) cualidad que facilita su búsqueda.

MySpace

Nacida hacia finales de 2003, MySpace es la red social más grande de Internet. Tom Anderson, su creador, tuvo como objetivo inicial generar un espacio para que músicos independientes pudieran mostrar y compartir su trabajo. Rápidamente creció hasta ser hoy el espacio elegido por más de 130 millones de usuarios —en su mayoría adolescentes y jóvenes— que publican a diario sus perfiles, fotos, videos, canciones, gustos y blogs, desde donde se comunican con sus amigos y generan comunidades. 

Sólo en los Estados Unidos, MySpace se ubica entre los cinco sitios más visitados, detrás de Google, YouTube y Yahoo! Desde cantantes, deportistas, políticos y hasta actrices porno, muchas celebridades tienen su perfil en MySpace y lo usan como canal de comunicación directa para sus fans

La cantante británica Lily Allen es una de las máximas exponentes de la popularidad de MySpace. Abrió su cuenta en 2005 y publicó algunas canciones que rápidamente se hicieron muy populares entre los seguidores del pop. Llamó la atención de algunas revistas especializadas y su single LDN se editó un año después. 

Actualmente, Allen sigue escribiendo periódicamente en su espacio. Otros grupos como Arctic Monkeys se hicieron populares primero en MySpace y después en las disquerías, lo que posicionó a la red social como la mejor alternativa para la difusión artística. 

En julio de 2005, MySpace fue adquirida por News Corporation (propiedad del magnate de medios de comunicación Robert Murdoch) en 580 millones de dólares. 

En abril de 2008, MySpace anunció un acuerdo con las grandes discográficas (Universal, Sony BMG y Warner) para poner en marcha MySpace Music, una tienda online dedicada a la venta de canciones, ringtones, entradas para los conciertos y merchandising. De esta forma, planea competir con iTunes de Apple, la mayor tienda mundial de música online. 

En la Argentina, el número de usuarios registrados creció durante el primer semestre de 2008 un 177% respecto al año anterior. Éste fue uno de los motivos por los que en mayo de 2008 MySpace instale sus oficinas en Buenos Aires y así poder atender a la región latinoamericana. Víctor Kong, gerente general de la compañía para América Latina, explica: “MySpace es un espacio de cultura y eso nos diferencia de otras redes sociales. Tenemos ocho millones de bandas musicales registradas, y en cine están desde grandes directores como Francis Ford Coppola hasta independientes y actores como Tom Hanks. 

La mayoría está interesado en tomar contacto con usuarios de todo el mundo, afín a sus intereses”.

Facebook

Sin duda es una de las redes sociales más populares. Facebook nació en abril de 2004 de la mano de Mark Zuckerberg (que apenas tenía ¡19 años!) como una comunidad exclusiva para uso de los estudiantes de la Universidad de Harvard (EE.UU.). Pero tiempo después fue abierta al público en general y explotó. 

Hoy cuenta con más de 70 millones de usuarios de diferentes países del mundo que comparten entre sí fotos, mensajes, afinidades e intereses comunes: musicales, literarias, deportivas, artísticas y cualquier otro tipo de aplicaciones como juegos, videos, clips de audio, test, horóscopos, etc. También se pueden crear libremente grupos de cualquier tema: desde fanáticos de Diego Maradona hasta protestas o convocatorias a eventos públicos o privados. 

Cada día, varios cientos de miles de personas “se encuentran” en alguna de las tantas sub-redes generadas en Facebook. A finales de octubre de 2007, Facebook aceptó venderle el 1,6% de sus acciones a Microsoft, a cambio de 240 millones de dólares. 

Unos años antes, Zuckerberg le había dicho que no a la oferta de mil millones de dólares que había ofrecido Yahoo! Jorge Gobbi, periodista, docente de Ciencias de la Comunicación (UBA) y blogger2 www.blogdeviajes.com.ar explica:

“Facebook tiene una diferencia importante con respecto a otras redes sociales: al proponer la posibilidad, a partir de una API abierta para desarrolladores, de que otros desarrollen aplicaciones para su entorno. 

Por ejemplo, en tu perfil podés instalar widgets (pequeñas aplicaciones) para actualizar Twiter, mapas para marcar los sitios del mundo a los que viajaste, ver tus últimas fotos de Flickr, etc. Y tus amigos pueden ver en tu perfil de Facebook cuándo actualizás todas esas cosas. 

De esa manera, Facebook extiende sus posibilidades mucho más allá de su red, y permite integrar de manera bastante transparente aplicaciones de terceros. 

Hay otras cosas interesantes en Facebook, como los tablones de anuncios, que muchos usan para vender cosas u ofrecer alojamientos, por ejemplo (marketplaces). Facebook quiere convertirse en una especie de hub (enlace) de todo lo que hacés en Internet, al mostrar todas tus actividades “online”.

Del.icio.us

Joshua Schachter desarrolló esta herramienta en 2003 como un hobby para guardar y organizar sitios Web

Su funcionamiento es sencillo: nos registramos para obtener un usuario. Cuando vemos un sitio Web (o un artículo, una foto, video o un post de un blog) lo guardamos como favorito en nuestro espacio personal en Del.icio.us, añadiéndole palabras a modo de etiquetas (tags). 

Por ejemplo, en un artículo sobre el iPod, escribimos las etiquetas iPod, Música, Apple, MP3. Después, desde cualquier computadora, podremos buscar todos los artículos o sitios guardados bajo la etiqueta MP3 no sólo en nuestro espacio, sino en el de nuestros contactos o en toda la comunidad de Delicio.us. También es posible organizar nuestros favoritos, ver los tags más populares, seguir los favoritos de otro usuario o leer lo más “tagueado” del día.

En la actualidad, gracias a su extrema simpleza y su gran utilidad, Del.icio.us es uno de los marcadores sociales más usados de Internet. Fue adquirido por Yahoo! a finales de 2005 y actualmente tiene más de dos millones de usuarios registrados.

Digg

Digg entendió a la perfección que en la Web 2.0 el poder lo tiene el usuario. Por eso, en su sitio los usuarios son los que deciden democráticamente si un contenido (textos, fotos, audios o videos publicados por la gente) es interesante o no, votando a favor o en contra (pulgar para arriba o para abajo). Las noticias más votadas figuran arriba de la home principal y están ordenadas por categorías o secciones: tecnología, juegos, deportes, espectáculos, etc.

Fue fundado por Kevin Rose a final de 2004 y se convirtió rápidamente en un emblema del cambio de paradigmas en el mundo de los medios, donde la jerarquía de la información no la decide un grupo editorial sino el verdadero interés de las personas.

El éxito de Digg disparó la creación de versiones similares pero en español como Meneame, Keegy o Copada. Gastón Roitberg, gerente de contenidos de LaNación.com explica:

“El éxito de espacios de social networking como Digg radica en la simplicidad de su propuesta. Por un lado, es un inmenso reservorio de conocimiento compartido puesto al servicio de todos los usuarios. Por otro lado, es un termómetro de los temas más populares de la Web, lo cual permite establecer un juego de semejanzas y diferencias con la agenda de temas de espacios más tradicionales. Por último —y central— su increíble sistema de tagging y valoración transfiere el poder hacia las audiencias, un concepto completamente revolucionario”.

Twitter

Este servicio de es uno de los últimos y más rotundos éxitos de la Web 2.0. Fue creado en marzo de 2006 por la compañía Obvious de San Francisco y se trata de enviar mensajes de textos cortos (de hasta 140 caracteres) para que sean leídos por nuestros followers (seguidores) en tiempo real. 

A su vez, nosotros podemos seguir a los usuarios que deseemos y ver a los seguidores del resto de los usuarios, mandarles mensajes privados por email o explorar sus perfiles, blogs, etc. 

Los textos se pueden enviar y/o recibir desde la Web y de múltiples plataformas como mensajes de texto (SMS) desde el celular, por e-mail, desde mensajeros instantáneos (como el MSN), etc. 

La pregunta disparadora por defecto es What are you doing? (¿Qué estás haciendo?). 

En abril de 2008 contaba con un millón de usuarios registrados (y un crecimiento promedio de 3.500 nuevos usuarios por día). “Sin dudas Twitter es el servicio más vertiginoso, trendy (que podría traducirse con lo más nuevo de las nuevas tendencias), inquieto y hasta polémico que nos ofrece las nuevas tecnologías sociales sobre la Web

Es una poderosísima plataforma de comunicación y participación colectiva”, define Matías Dutto, consultor de nuevos medios. “Posee la característica de que su razón de ser puede ser interpretada de muchas maneras. Sólo cuando lo usás comprendés que la idea original puede convertirse en muchas otras y de esta manera explorar todas sus posibilidades.

A partir de Twitter se comenzó a dar más fuerza al concepto life streaming en relación a las personas y su continua actividad social online. También fue un disparador para comprender nuevas formas de realizar delivery (entrega) de contenido en escenarios online.” 

El impacto de las Redes Sociales está en ubicar el mensaje en la plataforma correcta.

Gmail

El poderoso programa de correo electrónico gratuito de Google fue inaugurado el 1 de abril de 2004, aunque en aquel entonces sólo era posible acceder a una cuenta mediante invitaciones. La registración fue liberada recién en enero de 2007, cuando el servicio ya era un éxito. 

La potencia de Gmail radica en sus cualidades técnicas, en el rápido buscador avanzado de palabras (que utiliza el motor de Google) y en su capacidad de almacenamiento, que crece día a día.

La primera novedad sobresaliente de este servicio fue su capacidad: 1 Giga Bytes (actualmente supera los 6GB y continúa su aumento a 300 bytes por segundo aproximadamente) y superando ampliamente el espacio ofrecido por sus competidores directos: Hotmail (propiedad de Microsoft) y Yahoo! Mail. De hecho, la jugada de Google obligó a los restantes proveedores a actualizar su oferta de almacenamiento.

Gmail ya está disponible en más de cuarenta idiomas y utiliza tecnología AJAX (tecnología que aumenta la velocidad ya que es posible realizar cambios sin necesidad de “recargar” la página) y Java, para acceder al servicio mediante teléfonos celulares.

Además, permite etiquetar cada mensaje de correo sustituyendo las antiguas carpetas, visualizar algunos archivos adjuntos desde el navegador sin necesidad de descargarlos y chatear con un mensaje instantáneo incorporado.

Otro detalle, no menor: su registro único nos habilita al uso de los demás servicios de Google (Maps, Reader, Docs, Calendar, etc.)

Desde sus inicios Gmail fue cuestionado por la privacidad de los datos, una situación que lo obligó a modificar sus políticas al respecto. 

El punto principal era la publicidad contextual en los mensajes de correo: en general se trata de anuncios relacionados a la temática del contenido del correo electrónico. Pero la controversia se aplacó al comprobarse que el sistema estaba controlado por bots (programas informáticos).

Wikipedia

Hace poco más de siete años, Jimmy Wales tuvo una idea: desarrollar la mayor enciclopedia online, libre y gratuita gracias al aporte de cada usuario. Que cada persona pueda participar y colaborar colectiva y voluntariamente con su conocimiento sobre cualquier tema. 

Así nació Wikipedia (wiki: rápido en hawaiano; pedia: educación en griego), que ya reúne más de diez millones de artículos en 250 idiomas diferentes, que van desde el español, italiano, francés e inglés, hasta el ruso, sueco, japonés, esperanto y holandés.

El software wiki (desarrollado por Ben Kovitz) hace posible que miles de personas escriban, editen, amplíen y borren artículos de una forma simple y rápida.

Una de las innovaciones que aportó Wikipedia es el importante rol que les asigna a sus usuarios. “Wikipedia cuestiona el modelo del usuario como consumidor pasivo, proponiendo en su lugar un usuario-productor que modifica, corrige y mejora el producto, permitiendo a su vez que otros modifiquen, corrijan y mejoren”, explica en su blog (www.sinpermisos.info) Ángel Ferrero, un investigador catalán.

A pesar de que con frecuencia se ve envuelta en alguna polémica (datos falsos, derechos de autor, etc.) Wikipedia es, talvés, el mayor emblema de la Web 2.0 y colaborativa. 

Su repentina popularidad provocó un espectacular crecimiento: según Alexa, figura entre los diez sitios web más visitados del mundo, junto a Google, Yahoo! eBay, Amazon y Microsoft, entre otros. Un informe de Hitwise de 2007 indicó que más de un tercio (36%) de los internautas estadounidenses usaban la enciclopedia y casi el 10 % lo hacía a diario.

En abril de 2008, La Fundación Wikimedia —que gestiona la enciclopedia sin fines lucrativos— tenía apenas 15 empleados y subsistía gracias a las donaciones desinteresadas de más de 45.000 personas que creen en el proyecto de Wales.

Algunos servicios para seguir investigando la Web 2.0 son: Linkedln, Netvibes, Orkut, Keegy, Sónico, Last.fm, Google Maps, Google Docs, Panoramio, Metacafe, Vimeo, DailyMotion, Go to Web 2.0.

EXTRACTO DEL LIBRO

Zanoni, L. (2008). Web 2.0. El protagonista sos vos. En L. Zanoni, El imperio digital: el nuevo paradigma de la comunicación 2.0 (págs. 32-43). Buenos Aires: Ediciones B.

NOTA

Para efectos de publicación web, se modificaron algunos párrafos y aumentaron materiales visuales, sin afectar la esencia del extracto. 

Acerca del autor

Leonardo Zanoni

0 comentarios

Deja una respuesta